sábado, 11 de octubre de 2014

Capítulo XII Una mirada, dos pasos y cinco suspiros [Fanfic]

Capítulo XII Una mirada, dos pasos y cinco suspiros

Capítulo XII Una mirada, dos pasos y cinco suspiros.

Desperté con un poco de dolor en el cuello, y al abrir mis ojos me di cuenta que esa no era mi habitación y estaba abrazada fuertemente a Kyu, así que no fue un sueño, de verdad, estábamos juntos por fin, después de un año, en que nos separamos, y yo lo amaba mucho más que cuando me fui.

*** Flashback del recuerdo ***
En cuanto llegamos a la terminal, Hae Mi y Kim Woo, me dijeron que Kyu aún me iba a esperar al parque siempre con la esperanza de volver a verme, ninguno de ellos le había dicho que era de mi, se que fui muy cobarde por no buscarlo, pero debía asegurarme que realmente era amor, lo que el sentía por mí.
*** Fin del flashback del recuerdo ***


En cuanto termine de poner las últimas cosas en mi maleta, sonó el timbre era Kim Woo, llevaba una sonrisa boba en el rostro, no podía negar que me ilusionaba y emocionaba verlo así, era la causante de su sonrisa, si no hubiera venido de repente esa vez a mi casa, tal vez ni el ni Hae Mi se hubieran conocido, por eso cuando me dijeron que andaban saliendo no dejaba de dar saltos de gusto.

Tanto Hae Mi como Shin Woo, estaban en la terminal esperándome, ambos estaban muy emocionados, por recibirme, Shin Woo, por su lado, esperaba que esta vez, Kyu no tuviera miedo a sus sentimientos y se confesará, así que cuando íbamos en el auto de Shin Woo ah, tuve que pedirle que se detuviera, eran casi las 3 de la mañana, y estaba haciendo tanto frío que sólo quería saciar mi curiosidad, Shin Woo, me había dicho que Kyu tenía una semana que ya no iba al parque. Pues había pescado un fuerte resfriado, así que con esa noticia, quise ver nuestro lugar, sabía que no corría ningún riesgo, pues estando enfermo Kyu, podría estar unos minutos allí, sin ninguna interrupción, aunque añoraba verlo, no estaba del todo segura de no resistirme a ir a sus brazos y decirle lo mucho que lo amaba y había extrañado.

Al detenerse el auto, con prisa salí a toda velocidad y casi corrí para llegar, a unos metros se veía el columpio, la banca quedaba oculta por unos arbustos, así que me acerque más hasta llegar al lugar, por poco hubiera resbalado con tanta nieve, lo bueno es que Kim Woo, me estaba gritando que donde me encontraba, y llegó justo a tiempo antes de que resbalará, y justo fue cuando voltee y lo miré.

De entre el arbusto Kyu salió, él estaba allí nos miramos y todo desapareció a nuestro alrededor, no podía escuchar más a Kim Woo ah, ni tampoco podía sentir el frío ni los copos de nieve que caían, sólo éramos nuevamente Kyu y yo, una tarde de verano.

* Recuerdo de Kyu *
Estaba escuchando esa canción japonesa y esa frase siempre me hacía sentir desdichado Zutto kimi no koto wo omotteiru yo (Siempre pienso en ti), cada noche, sentado allí entre las penumbras esperaba que ella apareciera, durante algunos meses, perdí la esperanza de volver a verla, pero hasta hace unas noches, soñé con ella, ella lucía el dije que le compre y estábamos tomados de la mano, no sé porque me siento así de esta manera, los milagros existen.

Y entonces la vi, estaba a punto de resbalar, pero no estaba sola, Kim Woo se acercaba a su lado, aunque no supe en que momento ni como fue que me moví, fueron segundos antes de llegar a ella, sentía que yo era un estorbo entre ellos dos, acaso lo amaba a él, pero no fue así, Kim Woo tosió suavemente para que lo viéramos y dijo, creo que el quinto mandamiento dice no estorbarás, dijo otra cosa que no recuerdo, y se dio la vuelta, dejándonos solos en ese incomodo silencio.
* Fin del recuerdo *


Por fin, Kyu la abrazo y pensó que jamás la volvería a soltar, ella asustada vio cuan frio estaba y la casa más cercana era la de Kyu, así que fueron allí, el la llevaba tomada de la mano, sin importarle que ella le dijera que no se iba a ir.

Después de darse un baño con agua caliente y más a fuerza que por voluntad Kyu salió de su habitación y la vio nuevamente recostada en su cama, su princesa, su niña pequeña, la mujer de la que estaba enamorado, dormida, tan tranquila era su respiración que se acostó a su lado, y con uno de sus dedos, delineaba su rostro, sus cejas, sus párpados hasta llegar a sus labios, esos que ya había probado y deseaba nuevamente saborear, pero el sueño lo venció a él también, y abrazándola fuertemente, fue que despertaron.

El día apenas iba a comenzar para ellos, pues aún no habían hablado lo que debían discutir pero en ese momento, no era para hablar.

Lizzy trato de zafarse del abrazo letal de Kyu, y al intentar soltarse el se despertó, la volvió a mirar dulcemente a los ojos y estuvo a punto de besarla nuevamente, cuando sin previo aviso, la puerta de su recamara se abrió, entrando en ella, su hermana mayor.

Ommo, que hacen chicos, Lizzy se asustó tanto que empujo a Kyu y lo tiro de la cama, la hermana de Kyu no dejaba de reír, diciendo que era tan divertido verlos así, y acercándose a ella, le dijo, por fin podre llamarte Unnie, mi hermano ya te ha pedido ser su novia verdad, me aclaré la garganta y mirándola le dije aún no.

Entonces ella volteo a verlo y lo miro con cara de reproche, entonces creo que seguiré esperando para decirte Unnie, y me guiño el ojo.

Ante tal situación tome mi bolso y salí de allí, para ir a mi casa. Media hora después Kyu lucía bastante molesto con su hermana, quería ahorcarla, por haber interrumpido ese momento, pero ella le dijo, tienes que pedirle que sea tu novia, quiero decirle Unnie, así que deja de hacerte el tonto, arréglate y ve a buscarla.

Mi celular sonó mientras yo me bañaba, Kyu se había desesperado porque no había contestado inmediatamente así que en menos de 5 minutos había llegado a mi casa, entro sin preguntar y como no respondía subió hasta la recamara y escucho como cantaba mientras me bañaba, allí se quedo durante los 30 minutos que tarde en salir del baño.

Salí con la toalla en la cabeza pero completamente arreglada, así que di un grito de susto al verlo sentado allí frente al baño, como un guardia, me dijo luces muy bonita, me pregunto a donde irás, sonreí malévolamente y le dije pues iré a tomar un café, y esperaré a un chico.

Señalo el dije que tenía en el cuello, y dijo eso es poco probable, eso es prueba de que ya le perteneces a alguien, sólo sonreí y me acerque a él, y lo abrace, pero antes de decir que te pertenezco no crees que deberías pedirme salir contigo... se zafó de mi abrazo y tomando mis manos entre las suyas, me dijo, te espero en Kona Beans a las 17:00 hrs. no llegues tarde, por favor.

Faltaban tres horas, para las cinco de la tarde, así que opté por irme a cambiar, debía lucir mucho más linda, sobre todo si Kyu me había citado allí, estaba súper contenta para que ocultarlo, veía todo de color de rosa, y ni que decir de Kyu, el era el más contento, así que como le dijo su hermana, empezó a preparar todo, rento un traje color gris perla, siempre le ha sentado bien ese color, compro un ramo de tulipanes, los favoritos de ella, una caja de chocolates en forma de corazón, varias chicas lo vieron, pero el ni siquiera las notaba, por fin, llego a la cafetería se encontraba sumamente emocionado, ansioso y nervioso, así que cuando se asomo y la vio mirando por la ventana, su corazón no pudo menos que acelerarse.

Ella volteo cuando el iba casi llegando a su lado, fue una mirada, dos pasos y cinco suspiros los que los separaban de la felicidad...


Xie Xie ni
¡Fighting!
Tus emociones:

0  :

Publicar un comentario

Responderé a tu komentario a la mayor brevedad posible.
Kam sa ham ni da