sábado, 25 de julio de 2015

Capítulo III Besos robados [Fanfic]

Capítulo III Besos robados

Capítulo III Besos robados.

Te besaré, haciendo que mi corazón tiemble...

Llevaba algunos minutos con la mente en blanco, ella se despidió diciendo algo de la felicidad, pero la verdad no le presté atención, el aire aún olía a canela y vainilla, y yo seguía sentado allí en esa banca, después de algunos minutos más por fin reaccioné y me levanté, estaba algo aturdido.

Me dirigí a mi casa que se encontraba apenas a unas cuantas calles, entre al edificio y subí al elevador, cuando llegué frente a mi puerta, con manos temblorosas saqué mis llaves del bolsillo y la introduje en la cerradura.

Al entrar olía a café recién hecho, me di cuenta que ella se encontraba ahí, tenía que volver aparecer, de entre todos los días, justamente hoy.

Iba rumbo a la cocina, cuando en la sala la vi, apoyaba su cabeza contra la orilla del sillón, durante cuánto tiempo me habrá esperado que se había quedado dormida.

La tomé entre mis brazos y la lleve a mi recámara, cuando la deposite sobre mi cama, la volví a mirar, era hermosa y delicada, pero por que para mí ya no lo era, había dejado de amarla, es algo que no había cruzado por mi mente, no, realmente no era así, nuevamente la miré, era una mujer bellísima, me acerqué poco a poco hasta sus labios...

Cerré la puerta de mi habitación y fui a la sala a recoger, ya en la cocina preparé un café, el cual acompañe de unos pequeños cupcakes, los cuales fueron el motivo por el cual salí y que me llevo a pasar por ese parque.

En una pequeña charola puse una taza de café y en un plato algunos cupcakes, y encamine mis pasos a la habitación de huéspedes.

La habitación estaba algo descuidada, mi último compañero no solía pasar mucho tiempo en la casa tampoco, me preguntaba donde estaría, tal vez había llegado el momento de volver a compartir con alguien, aunque no era cuestión de dinero ni mucho menos necesario, pensaba más en tener algo de compañía.

Miré una pequeña caja, y mi curiosidad fue mayor, la levanté y comencé a revisar, en gran parte eran cartas y algunas fotos, todas eran de niños, jugando en el parque, algunos tenían grandes sonrisas, otros se columpiaban, algunos más jugaban con la nieve, pero de entre todas esas fotos había una que capturó mi atención, una chica con un vestido rosa y una bufanda que ocultaba su rostro, pero se veía feliz, no podía apartar mi vista de esa foto, pero al final volví acomodar todo en la caja y la devolví a su lugar, de una sola mordida termine con un pastelillo y di un sorbo a mi café y me recoste sobre la cama, recorde que ella dijo que regresaría a su país.

Se levanto bruscamente y dijo más para sí mismo: "ahora me preocupo por una desconocida y atrevida extranjera que me besó".

Trató de guiar sus pensamientos hacia el motivo que pudo tener su ex-novia para estar en su departamento, incorporándose nuevamente se comió otro pastelillo, el dulce sabor de este lo alejo de sus pensamientos, y al cerrar sus ojos, regreso al parque porque sincerarme ante ella:

★Flashback★
No he conocido a ninguna chica que realmente haga acelerar mi corazón y mucho menos que me haga perder la cabeza por ella.
★Fin del flashback★


Sin darse cuenta se quedo profundamente dormido, pero tuvo un sueño que le dio lo que necesitaba, esa paz que le hacía falta, desde hace algún tiempo.

Como todas las mañanas, la alarma sonó justo a las 07:00 AM, aunque esta vez una mano diferente fue la que detuvo su sonido, se levanto de la cama sobresaltada y se miro en el espejo, lucía desarreglada, y se preguntaba como llego allí, se preocuparía de eso después, si su ex-novio seguía su rutina debería de salir a correr, tal vez ya se habría ido, se metió a bañar y mientras lo hacía pensaba en prepararle un delicioso desayuno para recibirlo.

En otra habitación allí mismo Jong Woo, dormía plácidamente y todo indicaba que tenía un buen sueño pues abrazaba con fuerza la almohada.

Se despertó casi a las 08:30 miro su reloj y se dio cuenta que ya era tarde, el solía ir a correr, y no ser tan perezoso, pero a diferencia de otros días, esta vez se encontraba de muy buen humor, incluso podría decirse que parecía un chico diferente.

Se dirigió al baño, entro en la ducha y el chorro de agua fría lo termino de despertar, empezó a enjabonar todo su cuerpo, y se sorprendió por comenzar a cantar:

En este lugar donde pongo mis dos pies
En este lugar donde estoy
La paz momentánea me encuentra y me he acostumbrado a ella
La tentación de querer quedarse un poco más
Hace que solo me siente
Aunque el camino parezca estar lejos

Termino de bañarse, se puso una toalla alrededor de su cintura y fue a su recámara, con calma frotó su pelo con una pequeña toalla la cual dejo encima de sus hombros, sin dejar de cantar comenzó a vestirse cuando sintió sobre él una mirada, volteo y allí estaba Oh Se Eun, con una charola.

*Minutos antes*
Se Eun ssi estaba algo sorprendida cuando escucho caer el agua en el baño pero mucho más al oírlo cantar, escucho cuando paso a su recámara y termino de preparar el desayuno, seguramente después de verla allí, ella le podría decir cuánto lo había extrañado y regresarían, esta vez ella, lucharía por demostrarle su amor.

Fueron unos segundos incómodos, ambos se miraron y Jong Woon mentalmente pensó...

No muy lejos de ahí, otro chico llevaba una pequeña maleta y se había detenido frente aquel pequeño parque donde unos niños jugaban con un balón, a su mente volvieron tantos momentos junto a la que fue su novia.

Ella solía cantar esa vieja canción: "Fuiste tú quien puso las nubes a mi alrededor, fuiste tú quien hizo que mis lágrimas cayeran, fuiste tú quien me rompió el corazón en pedazos, fuiste tú, fuiste tú quien hizo mis ojos azules tristes, ¡oh!, yo nunca debería haber confiado en ti", era una canción realmente triste, pero a ella le gustaba demasiado.

Pensó que todo eso iba a cambiar, todos esos sentimientos serían diferentes ahora, cuándo descubrió que la amaba tanto, no pudo soportar pasar un día más sin ella, el debería ser como esa parejita que descubrió la noche anterior.

*Flashback*
A lo lejos se podía ver a dos chicos en los columpios, se sintió algo celoso al verlos, continuó su caminata algo avergonzado por haberse detenido a mirarlos, pero más aún por ver que la chica había sorprendido a su novio besándolo.
*Fin del flashback*


Miro nuevamente a su alrededor, y fue a sentarse a aquella banca ¿Qué le has hecho a mi corazón? ¿Porque sigo pensando en ti? ¿Porque no puedo olvidarte? Repentinamente llegaste, a mi vida, y pusiste de cabeza mi mundo.

Se sintió un idiota por haberla dejado, después de verla llorar, ni siquiera tuvo el menor de los remordimientos, y pensó está decidido voy a reconquistar a mi chica, la única chica a la que amaría.

A la misma hora dos chicos en distintos lugares, se habían decidido a comenzar a vivir la vida.

Ambos pre-destinados a cruzar sus caminos más de una vez.

Para uno de ellos seguramente la suerte estaba de su lado, iría a ver a su viejo amigo y compañero, quien tal vez, podría ayudarlo a conseguir departamento.

El otro, trataba de olvidar que la noche anterior una desconocida lo beso y con eso, el no podría sacarla de sus pensamientos.
Pasaría poco tiempo antes de volverse a encontrar, en una rara situación.


Xie Xie ni
¡Fighting!
Tus emociones:

0  :

Publicar un comentario

Responderé a tu komentario a la mayor brevedad posible.
Kam sa ham ni da