sábado, 29 de agosto de 2015

Capítulo VII Una pareja en el parque [Fanfic]

Capítulo VII Una pareja en el parque

Capítulo VII Una pareja en el parque.

La vida en sí es un misterio, siempre jugando a ganar, haciéndote tropezar, dándote muchas lecciones para que la aprecies y vivas al máximo, y poniendo en tu camino a muchas personas, pero sólo una de ellas llegará en el momento indicado, es posible que se quede a tu lado, probablemente te enamores, y vueles hasta el cielo, o es posible que sólo uno de los dos amen tan intensamente que no pueda vivir sin ese "otro" a su lado

Por fin el sábado llegó, nuevamente no tenía ganas de levantarme, había dormido lo suficiente pero me sentía pesada, no pude despertar sino hasta las once de la mañana, el silencio que reinaba en el departamento me recordo que las chicas no estaban, se habían quedado en casa de un amigo después de terminar de estudiar para sus próximos éxamenes que claro iban a ser mortales, así que con toda calma fui a la cocina para prepararme algo para almorzar antes de arreglarme para ir a la cafetería a ver a Min Ji ah y su amigo, aunque tenía aún algunas horas disponibles.

Mientras me bañaba deje el celular cargando, así que Ryuk no obtuvo respuesta alguna a sus insistentes llamadas, ahora se arrepentía de no haber aclarado con ella el "asunto" todo por temer perderla.

Para su buena suerte, la vería en la cafetería, la llevaría a ese lugar especial, y podría confesarle sus sentimientos.

Yesung se levanto temprano como todos los días, y salió a correr, esta vez el parque lucía mejor, más bien era que para él parecía mejor.

Estaba muy contento su amiga extranjera cada vez lo sorprendìa mucho más, simplemente parecía que por fin había encontrado a una buena amiga, mientras corría vio a un chico jugando baloncesto, al reconocerlo se acercó a él, ¿cómo estás? oh Yesung cierto, bien gracias y tú, bien, jugamos un 21, si, así no seguiré pensando en un asunto sin resolver, pues somos dos, yo igual tengo un ligero dilema con dos chicas, hyung eres tan popular, no, como crees, en realidad, a una de ellas ni la conozco, me la van a presentar, y la otra chica es una amiga, no veo tu problema hyung, es que olvide que vería a mi cita hoy y también a mi amiga, y no me gustaría quedar mal con ninguna de las dos.

Tu amiga entenderá si le explicas, y así podrás ver a la otra chica, Yesung pensó ella entenderá, pero yo quiero verla más a ella.

Durante una hora estuvieron jugando y hacían algunos comentarios, al termino de este, se sentaron, uno de ellos dijo este parque tiene cierto encanto, sin saberlo ambos pensaron en lo mismo, la misma chica, diferentes sentimientos.

Ambos se despidieron, debían ir arreglarse, pero sobre todo calmar su nerviosismo de adolescente.

El tiempo nunca acelera su paso, menos cuando ansias ver a una persona.

Dentro de la cafetería un pequeño alboroto se desataba, porque nadie me aviso, pude haberle llamado antes, está bien terminen lo que hacían, decía Min Ji bastante alterada, ¿qué sucede? pregunto una varonil voz, una de las chicas falto y tú que haces aqui, no ibas a llegar más tarde, así es, pero tengo algo que decirte si no es muy urgente, podemos hablarlo en un rato, está bien jefa.

Desde las 10:00 hasta la 13:00 limpie las mesas, serví café, tomé ordenes y por fin termino todo el barullo, era el momento para hablar con Min Ji ah.

Vi el reloj iban a dar las 2 de la tarde y el tiempo no podía ir más lento, decidí llamarle a Min Ji, posiblemente podría ver antes a su amigo.

¡Hola unnie! ¿cómo estás? si no hay problema, sólo que salió y tardará unas horas, si lo puedes esperar, está bien te espero.

Al colgar el teléfono, Min Ji pensaba es una pena, yo podría jurar que eran el uno para el otro, hasta coinciden en verse antes.

Justo a las 17:00 como casi todos los días llegué a Saranghae, me senté en una de las mesas casi al fondo rodeada de algunas plantas, casi a escondidas, estaba contenta mi amigo había planeado que fueramos al cine y a cenar, esperaba mi café que Min Ji iba a preparar, dijo tienes suerte en un momento más te lo traerá mi amigo, espero no resulte incómodo, sonreí y dije no, por el contrario me dará gusto conocer al que consideras como tu hermano, lamento que sientas que no pudiste presentarnos antes pero te aseguro que nos llevaremos bien, incluso podríamos salir los cuatro, está bien dijo algo triste Min Ji y me dejo, tme puse a esperar pacientemente al "susodicho", Min Ji no había dicho mucho de su casi hermano más que era muy reservado siempre perdido en su mundo, era callado pero cuando comenzaba hablar solía ser muy natural y tenía una gran sonrisa, le gustaba leer, y el deporte, así que me causaba curiosidad, que tan bien nos podríamos llevar, saque mi libreta, uno de mis hobbies era escribir y ese día me sentía muy inspirada,sin mirar nada más que la hoja blanca y juguetear con la pluma, una idea llegó a mi mente, empezé a escribir rápidamente mis pensamientos, cuando escuché:

Buen día agassi, me llamo Yesung y seré quien la atenderá, aquí esta su café, dije gracias en mi perfecto español, ya que Min Ji dijo que su amigo estaba aprendiendo mi idioma y levanté la vista por primera vez y nuestras miradas se encontraron:

Me quede de una pieza al ver a Jongie delante de mi, el también me miraba, ambos dijimos ¡tú! con una cara de sorpresa.

Dejenme presentarlos, unnie el es mi mejor amigo Yesung, bueno se llama Kim Jong Woon, ella es mi unnie Nelly pero siempre le digo Lizzy, nos miramos nuevamente y comenzamos a reír, ¿qué sucede con ustedes?

Es que ya nos conocemos Min Ji ah, le dije ruborizada y sonriendo, es el chico con el que choque el sábado pasado, entonces volteo a verlo.

Bueno unnie vamos a traer más café y algo para comer y así me ponen al día, cuando iban a entrar a la cocina dijo ella es la "tonta" con quien chocaste, una amplia sonrisa apareció en sus labios, sin percatarse que algunas chicas miraban embobadas su rostro.

No dejaba de sorprenderme lo pequeño que resulta el mundo, de entre tanta gente Jongie resulto ser el mejor amigo de mi dongsaeng, aquel que besé sin pensarlo, ese que el destino cruzo de nuevo en mi camino.

Min Ji sonreía al vernos, hacíamos buena pareja, hablabamos como amigos de años, y era evidente que existía cierta conexión entre nosotros, incluso si lo negabamos.

Cuando de repente, Ryuk de la nada salió, acercándose me dio un beso en la mejilla y saludo, no fue raro para el ver a Yesung, no sabía que se conocían, Min Ji respondió es el chico que deseaba presentarle y también el que chocó con ella, se recorrio para dejarlo sentarse a mi lado, le invite un poco de mi rebanada de pay, de nuevo mi corazón latía acelerado, sentía unas inmensas ganas de abrazarlo, era que me estaba enamorando, desperté al escuchar que le pregunto a Jongie por su dongsaeng, está de viaje y regresa la siguiente semana, se encuentra mejor, creo que encontro a su ex-novia, deseo que pueda arreglar las cosas con ella, Min Ji no pudo evitar tener la sensación de pensar que de quien hablaban fuera "él".

Entonces hyung, crees posible que me robe a Lizzy ah, por un momento Jongie titubeo al responder, oh sí, claro no hay problema, le dí un rápido beso en la mejilla y muy quedo le di las gracias, con una sonrisa forzada me vio partir al lado de Ryuk.

¿A dónde vamos, Ryuk?, es un secreto, sólo sigueme, al decirlo pensé que tomaría mi mano, pero no fue así, continuamos caminando hasta llegar al parque, era ya algo tarde pero para mi asombro en uno de los tantos jardines una pequeña mesa con dos candelabros, dos rosas en un florero de cristal y unos globos en forma de corazón hacían de aquella escena algo muy romántico, si era la forma de decir que me quería lo había logrado derritió mi corazón, ansiaba el momento en que me besará, ahora realmente iba a ser feliz.

Imagino que en estos momentos, mi unnie debe estar muy feliz, y ¿eso porqué? porque Ryuk le va a confesar sus sentimientos y como yo no podría aguantar la emoción, tendrás que llevarles el pastel y el café que pidieron, están en el parque cerca de la cancha de basquetbol.

Estaba seguro que Ryuk era un buen chico y que la haría feliz, iba muy contento pensando que verla con brillo en los ojos sería como ver el cielo, y que sonriera la hacía realmente linda, pero no es lo mismo pensarlo que decirlo y mucho menos verlo.

Mis pasos me llevaron a ese lugar, al llegar me sentí como un intruso, en ese pequeño lugar ella parecía la chica más feliz del mundo, todo era como de seguro le gustaría tan romántico y a la vez cursi, pero por algún motivo me sentí incómodo, con recelo, envidioso de verlos sonreír como si el mundo fuera un pedazo de cielo, celoso sería la palabra correcta, pero a la vez pensé "El amor nos vuelve tontos y lo único que queremos es que esa persona especial sea feliz", por más que me negaba a admitir lo que sentía por ella, esa imagen que ahora veía, me hizo dudar sobre el ser menos indiferente y ser solo amigo.

Porque ahora lo que tenía frente a mis ojos era solo una pareja, una extraña pareja en el parque.

{Capítulo VI...} {Capítulo VIII...}

Xie Xie ni
¡Fighting!
Tus emociones:

0  :

Publicar un comentario

Responderé a tu komentario a la mayor brevedad posible.
Kam sa ham ni da